El Ironman Barcelona tuvo lugar en Calella el sábado pasado, 6 de junio. Las condiciones eran excelentes. El mar por la mañana era poco profundo y tranquilo. Durante el día, el cielo estaba nublado protegiéndonos del calor y el sol. A partir de las cinco de la tarde, los primeros atletas cruzaron la línea de meta y un gran grupo de masajistas pudo dar a los mejores atletas un poco de alivio con un ligero masaje. Era la primera vez que participaba en un evento de este tipo como masajista. ¡Fue divertido para mí! De vez en cuando es simplemente genial poder tratar a atletas altamente entrenados y experimentar las grandes diferencias en la resistencia de los profesionales. Algunos corredores se acostaron a mi camilla, parecía que solo habían salido a caminar – otros apenas se levantaron de la camilla a causa del dolor y la sobrecarga de los músculos y tendones.

Aceite derivado del petróleo vs aceite vegetal

Yo sufrí por el uso de un horrible gel de masaje deportivo, un típico aceite derivado del petróleo. El uso de un gel de masaje en lugar de, por ejemplo, un simple aceite de oliva prensado en frío, me topo con una completa incomprensión. El uso de un aceite vegetal hace que, tanto el atleta como el masajista estén protegidos de las toxinas que inevitablemente entran en la corriente sanguínea. Hoy en día hay mucho conocimiento sobre el uso de productos naturales y sus beneficios en la cosmética. Así, el aceite de oliva aportaría al mismo tiempo vitaminas y nutrientes. Además, el aceite de oliva prensado en frío es fácil y barato de adquirir aquí en Cataluña. De este modo, en mi opinión es un acto irresponsable seguir usando el gel derivado de petróleo.

Así que, después de un día tan intenso, donde la competencia y el alto rendimiento son el objetivo, me ha gustado volver a mi centro de terapia; a un ambiente armonioso donde puedo dar el servicio a los clientes con tranquilidad y los aceites esenciales y vegetales pueden tener su protagonismo.

ironman-Barcelona-masaje-postdeportivo