LOMI LOMI

¿Qué te aporta el masaje Lomi Lomi?

El masaje Lomi Lomi es un masaje profundo y firme, altamente eficaz en el tratamiento de la disfunción músculo esquelética. El Lomi Lomi apoya la estimulación de la circulación sanguínea, el sistema linfático, mejora la capacidad respiratoria haciéndola más profunda, aporta mayor flexibilidad a los músculos y moviliza las articulaciones.

Pero el masaje Lomi Lomi da mucho más!

El masaje Lomi Lomi incorpora movimientos rítmicos y fluidos semejantes a una danza usando las manos, antebrazos y codos. Como una especie de “oración en movimiento“, el masaje Lomi Lomi puede resolver bloqueos físicos y emocionales. La armonía del cuerpo, la mente y el alma se restauran y la energía vuelve a fluir.

LomiLomi establece una alineación emocional.

Dependiendo de la situación e intención de la vida que tienes, un masaje Lomi Lomi puede ser un profundo trabajo de curación (transformación poderosa) o un masaje de bienestar (amoroso-relajante). Con un masaje profundo y la sensación de los Aloha Spirits de Hawai, se puede experimentar seguridad y relajación. Te puedes “nutrir” y fortalecer a partir de él a través del amor, la gratitud, la compasión y el perdón. La vida cotidiana se puede afrontar con más facilidad y surge una nueva flexibilidad física y alegría de vivir.

¡Lomi Lomi no es un masaje erótico!

 

Mi formación

Me gradué en cuatro niveles en Lomi Lomi, bajo el aprendizaje de Kumu (maestra) Jeana Iwalani Naluai en el linaje tradicional de la tía Margaret Machado. Me siento bendecida de poder practicar las herramientas que me ha proporcionado la sanación hawaiana y compartirlas con vosotros. Tal como dice la Kumu Aunty Mahilani Poe Poe: “Nosotros mismos (los terapeutas) nos vemos como “ohana” (familia) masajeando con cariño a nuestros clientes como si fueran nuestra hermana, padre o abuela. Les ayudamos a moverse hacia adelante, hacia el próximo sitio en su viaje de sanación.”

Nota:

El masaje LomiLomi es una terapia complementaria con la medicina convencional. En ningún caso estas técnicas sustituyen ni excluyen ningún tratamiento médico o farmacológico y no se llevarán a cabo, si son incompatibles con las prescripciones de dichos profesionales.

KUA LUA – HAWAIIAN BACKWALKING

¿Qué es el Kua Lua – Hawaiian Backwalking?

En esta forma de curación hawaiana se usan ambos pies para caminar por la parte posterior del cuerpo hacia arriba y hacia abajo balanceando paralelamente a la Kua.

“Kua” es la columna vertebral que representa el linaje del alma en esta y futuras vidas. Se utiliza técnicas de calentamiento y compresión profunda, y un palo de bambú para mantener el equilibrio.

 

¿Para qué sirve el Kua Lua – Backwalking?

Gracias a su amplia superficie, el masaje con los pies penetra en los tejidos más profundos del cuerpo de una manera cómoda y fácil de recibir. Se anima el cliente a centrarse en la respiración profunda y en su propio cuerpo, por lo cual la respiración se convierte en un vehículo de transformación y desapego. El objetivo es mejorar y rectificar la postura y alcanzar  una mayor facilidad de movimiento.

¿Para quién se recomienda Kua Lua – Backwalking?

Kua Lua es ideal para aquellos que tienen dolor crónico en la parte baja y superior de la espalda, especialmente atletas, personas de complexión ancha y aquellos que difícilmente pueden obtener presión suficiente en un masaje convencional. Una experiencia única e inolvidable.

Kua Lua se recibe en un futon en el suelo, por lo que es mejor usar ropa cómoda, preferiblemente de algodón y/o fibras naturales.

Esta forma de curación hawaiana ha sido transmitida por la Kumu Aunty Mahilani, yo la recibí a través de la Kumu (maestra) Jeana Iwalani. “En la medida que hemos caminado por la tierra durante muchas vidas, en muchas líneas de sangre y en muchos lugares, llevamos la información necesaria para volver a conectarnos. Con el Kua Lua, se crea un puente que permite una conexión espiritual más profunda del cliente con su propia alma, kua.” Aunty Mahilani Poe Poe Kahuna Haa Haa

Nota:

El KuaLua es una terapia complementaria con la medicina convencional. En ningún caso estas técnicas sustituyen ni excluyen ningún tratamiento médico o farmacológico y no se llevarán a cabo, si son incompatibles con las prescripciones de dichos profesionales.